Descorcha la Navidad, ¡pero sin empachos!

| Sin comentarios

descorchando-botella-NAVIDAD

Amigos, familia y comida. Una combinación explosiva que nos encanta, que nos da momentos ‘para enmarcar’, pero que puede darnos también más de un dolor de estómago para olvidar. Y es que no tenemos límite: si es cuestión de disfrutar, somos los primeros de la lista, y si hay que acompañarlo todo de manjares y bebida calórica, ni te cuento.

Pues bien, tienes que saberlo: pasar unas Navidades inolvidables también es posible sin que por ello tengas que empacharte ni arrepentirte cuando en enero uses tu báscula ¿Cómo? Siguiendo cuatro consejos/trucos saludables y muy sencillos, que no van a impedir que disfrutes de la buena mesa:

– Utiliza el truco de comer FRUTAS.

Incorpora las frutas a modo de macedonia natural. Y esto tiene doble ventaja: además de consumir fibra, vitaminas y minerales necesarios para tu cuerpo, aumentarás la sensación de plenitud al terminar la comida o la cena, así que evitarás un consumo exagerado de dulces y turrones después de las frutas.

– Haz un hueco a las VERDURAS, es posible.

Y te preguntarás, ¿dónde, si los entrantes abarrotan la mesa? Pues muy sencillo: haz que algunas de las verduras sean parte de los entrantes, como una crema suave o una ensalada tibia con gulas, por ejemplo. Y si prefieres otro tipo de entrantes, también puedes utilizarlas como guarnición de carnes y pescados.

– No abandones tus DESAYUNOS saludables.

Y menos en Navidad. Nadie va a poder evitar que te sientes ante mesas abarrotadas de comida y bebida. Pero para evitar un empacho, es importante que no te sientes demasiado hambriento a la mesa. Y para ello, haber tenido un buen desayuno con lácteos, cereales y fruta fresca te ayudará mucho. Ten en cuenta, que los alimentos con grasas, por mucho que hagan los platos más apetecibles, no sacian. Así que come saludable especialmente en el desayuno y entre horas.

– COCINA bien los alimentos.

A la hora de preparar carnes y pescados, utiliza preferiblemente el horno, un lugar donde los alimentos conservan muy bien su valor nutricional y donde se reduce considerablemente el contenido de grasa.

– Haz EJERCICIO.

Sí, antes de que lo digas, la Navidad no es para hacer grandes esfuerzos. Es más, las sillas suelen ser nuestras grandes compañeras en casas y bares. Así que habrá que echarle imaginación, si no eres de los que se animan a ir al gimnasio o a correr por el parque más cercano. Abandona el coche, sal a la calle y camina -30 minutos diarios es el mínimo recomendable-, olvídate de los ascensores si puedes y, ya que tendrás más horas libres, aprovecha a darte una caminata por la una zona verde que tengas cerca.

¿Crees que serás capaz de conseguirlo? Nosotros estamos seguros de que sí. Ánimo y Feliz Navidad.

 

Autor: DOP Peras de Rincon de Soto

Sabrosas, aromáticas, saludables y jugosas. Así son las peras con Denominación de Origen Protegida Rincón de Soto. Te desvelamos todos sus secretos.

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.