Proyecto PhageFire contra el fuego bacteriano II

Como hemos publicado anteriormente la Denominación está en estos momentos coordinando el proyecto PhageFire GA: 958645 financiado por la Comisión Europea con un presupuesto de  2.969.642,50 € dentro del marco de trabajo Horizonte 2020. En este proyecto estamos tratando de buscar una cura que también sirva de herramienta de control para el Fuego bacteriano, por ello hoy vamos a aprovechar para hablar de la sintomatología de la enfermedad en peral.

Las primeras infecciones se dan en primavera durante la floración principal. Las flores, brotes y frutos jóvenes son los órganos más sensibles. Si las condiciones son favorables, la bacteria avanza por el interior de la planta y la infección progresa a gran velocidad expandiéndose por todo el árbol. El peral, de entre los cultivos afectados por Erwinia amylovora (Ea), es la especie que muestra una sintomatología más espectacular. Flores, hojas, brotes y frutos toman un color negro que da un aspecto similar a si el árbol se hubiese quemado lo que dio lugar al nombre de Fuego bacteriano.

Sobre todos los órganos ya comentados puede aparecer otro síntoma que son los exudados. Los exudados se ven como gotas mucilaginosas de color marrón. Estas gotas contienen una elevada cantidad de nuevas bacterias.

Es necesario observar bien el árbol para no confundir los síntomas con los de otras afecciones, enfermedades y plagas: Pseudomonas (necrosis en tejidos jóvenes), phytoptora (chancros), Janus compressus (cayado de pastor) o sequía son algunos de los ejemplos.

Ocurre en nuestra Denominación una cosa curiosa y es que el período más crítico no es tanto la floración principal, como en otras zonas productoras, sino las refloraciones (floraciones secundarias) que tienen lugar durante estos días y a final de campaña. ¿Por qué ocurre esto? Pues bien, Ea tiene unas condiciones de desarrollo que oscilan entre los 18ºC y los 29ºC con condiciones de humedad relativa alta. Estas condiciones durante el período de floración no se suelen dar en nuestra zona, aunque es importante estar pendiente de los avisos porque puntualmente se pueden dar. Sin embargo, actualmente sí que se pueden dar estas condiciones de temperatura y humedad por lo que el riesgo es muy alto. Los síntomas que aparecen en caso de infección son los que podéis ver en las fotos.


Infección de fuego bacteriano afectando a hojas, fruto y brote

Infección de fuego bacteriano que ha comenzado en la flor y empieza a extenderse sobre la zona colindante
Infección de fuego bacteriano
Expansión de una infección de fuego bacteriano debido a una mala poda de limpieza
La infección si no se detecta y se limpia a tiempo se expande a otros árboles
La infección que comienza en la flor avanza a través de la rama necrosando cualquier tejido
Este daño, similar al “cayado de pastor” que provoca Erwinia amylovora al infectar un brote, ha sido provocado por Janus compressus. Es importante observar minuciosamente para evitar confusiones
Refloración, se puede observar al lado el fruto de la floración principal
Refloración, se puede observar al lado el fruto de la floración principal

Autor: DOP Peras de Rincon de Soto

Sabrosas, aromáticas, saludables y jugosas. Así son las peras con Denominación de Origen Protegida Rincón de Soto. Te desvelamos todos sus secretos.

Los comentarios están cerrados.